-->

El paralelismo entre las enzimas y los catalizadores de los vehículos

Este post participa en la X Edición del Carnaval de Biología, que este mes está alojado por Scientia, un blog ya estáis tardando en visitar si no lo hacéis habitualmente.

Siempre me ha gustado este anuncio en el que un joven Sebastien Loeb protagoniza una serie de paralelismos entre su cuerpo y las partes de un vehículo.


Yo en este post quiero añadir uno que me propuso @EDocet, y voy a defender que el catalizador de un coche convencional es equivalente a las enzimas de los seres vivos.

El catalizador, junto a la gasolina sin plomo, es una de las principales modificaciones introducidas en el funcionamiento de los nuevos automóviles, destinadas a reducir el impacto ambiental de las emisiones contaminantes nocivas de los vehículos. Hoy en día es obligatorio, y en principio desaparecerán con los vehículos 100% eléctricos. Para quien no esté familiarizado, está situado donde indica la siguiente imagen:


Y un poco más grande,




A pesar de que el párrafo anterior haya mencionado la gasolina, el catalizador se aplica tanto a motor diesel como a gasolina. Aunque en diésel se usa también un filtro de partículas. Yo hoy por hoy, me profeso fan del combustible citado en primer lugar, por aportar un comentario friki.

Hasta ahora, no habrá problema para entender que este elemento no es imprescindible para que el coche funcione, pero su incorporación viene fijada por la ley de materia ambiental. De hecho, los Formula1 no usan catalizadores.

 Vamos a atender a la función del catalizador: produce modificaciones químicas en los gases de escape antes de liberarlos a la atmósfera.

Y vamos a ver ahora la de las enzimas: las enzimas son proteínas complejas que producen un cambio químico específico en todas las partes del cuerpo. Por ejemplo, pueden ayudar a descomponer los alimentos que consumimos para que el cuerpo las pueda usar. La coagulación de la sangre es otro ejemplo del trabajo de las enzimas.

E incluso aquí: una enzima es una proteína que actúa como catalizador de una reacción química acelerándola.

¿Se ve el paralelismo? Existen distintos tipos de enzimas, como las digestivas, que ayudan a descomponer los alimentos y ser absorbidos en el torrente sanguíneo. Es decir, transforman unas sustancias en otras (aquí tenéis un vídeo explicativo), y eso es exxactamente lo que consiguen los catalizadores.

Realmente, en mi opinión el nombre catalizador no es el adecuado, sino que el idóneo es CONVERTIDOR CATALÍTICO. Pero eso ha ido deformándose, y ahora todo el mundo sabe, por contexto, a qué elemento nos referimos. Técnicamente, los catalizadores que tenemos en el coche son de oxidación.

Al catalizador llegan los gases procedentes de la combustión del motor, y estos son contaminantes y nocivos para la salud humana, como:

- Monóxido de carbono (responsable de la muerte dulce en algunos hogares).

- Hidrocarburos: fracciones de combustible que no han ardido. Son peligrosos porque, bajo la acción de los rayos solares y la presencia de óxidos de nitrógeno, reaccionan para producir ozono. A pesar de que la capa de ozono sea buena, no lo es a ras de suelo, ya que eso provoca irritaciones en los jos.

- NOx: Responsables de la lluvia ácida, y de irritaciones en ojos y mucosas.

El catalizador está compuesto por celdas reticulares muy pequeñas que son atravesadas por los gases nocivos. Concretamente, hay dos bloques distintos donde se produce la conversión: en el primero intervienen el paladio y el rodio, y en el segundo, el paladio y el platino. Mejor que yo lo va a explicar el siguiente vídeo, ALTAMENTE RECOMENDABLE. Lo dice alguien que pasa muchas horas buscando algo tan bien acompañado de subtítulos, gráficos, rigor y amenidad.



Pero para los que opten por no verlo, he aquí el proceso químico que ocurre dentro del catalizador. En él, por un lado se ve que entran los compuestos previamente descritos (CO, hidrocarburos y NOx) y salen dióxido de carbono, vapor de agua y nitrógeno. Todos ellos inofensivos para la salud humana.




Todo esto que hemos contado aquí tiene relación con la normativa que obliga a limitar las emisiones contaminantes de los vehículos. Ahora mismo, la vigente es la EuroV en la que, pese a la creencia popular, no se regulan sólo las emisiones de CO2, sino la de todos los contaminantes. En cuanto a CO2, pide 120gr/km. Tenéis más información sobre todo esto, que proviene de la UE, aquí y aquí.

Para terminar, sólo me resta decir que no me destaco por mis conocimientos en biología, ¡pero espero haberos convencido del paralelismo respecto a los catalizadores y las similitudes entre hombre-máquina!



Fuente: http://www.inta.es/descubreAprende/htm/hechos4.htm

1 comentarios :

Wako dijo...

Interesante artículo. Lo que me llamo la atención en un principio fue el título ya que para un persona normal son dos cosas diferente, volviendo al tema te felicito ya que todo lo que has explicado es muy claro y preciso.

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best Web Hosting