-->

Pintando temperaturas

Recientemente tuve que hacer un viaje para realizar un estudio con una cámara termográfica, la cual es la responsable de hacer una fotografía donde se aprecian qué partes están más calientes y cuáles más frías (dicho de manera bastante incorrecta). Para los que veis Formula1, estoy hablando de cámaras así:


En la foto, claramente se ve que los neumáticos están muy calientes, mientras que la carrocería y restos de parte del motor apenas se colorean debido a la alta velocidad de los coches y su enfriamiento por convección.

Una cámara termográfica mide la radiación infrarroja emitida por un objeto. El hecho de que la radiación es una función de la temperatura superficial del objeto hace posible que la cámara termográfica pueda medir y mostrar esa temperatura. - See more at: http://www.nivelatermografia.net/blog/tecnicas-de-medicion-termografica-midiendo-la-emisividad/#sthash.YLHj05WY.dpuf
Una cámara térmica mide la radiación infrarroja emitida por un objeto. El hecho de que esa radiación sea una función de la temperatura, permite a la cámara poder calcular dichas temperaturas. Sin embargo, no es tan simple como sacar una foto y ya está. La razón es que la temperatura también depende del factor de emisividad del objeto (este factor se usa para calcular cuánta energía emite un cuerpo simplemente por el hecho de estar a una temperatura superior a 0K).

Y además también influye en la foto la humedad relativa del ambiente, la temperatura, la luz, y la distancia entre objeto y cámara. Por lo tanto, antes de realizar cada sesión de fotos en una cámara de estas características, se hace necesario compensar los efectos que he citado para obtener una foto en condiciones.

Sigamos con el texto, a ver si explico a dónde quiero llegar. A continuación os dejo una fotografía térmica realizada en la pared exterior de una casa reciente:


Esta casa tiene una capa fina que asemeja a la piedra. Esa parte está pintada en rojo-anaranjada. La temperatura ambiente es de 33ºC, y la cámara ha dibujado la imagen según una escala de temperaturas entre 35,3 y 25,4. La emisividad es 0,81 (emisividad de la mampostería). 

Lo que se ve en azul es la estructura interna de la casa, los forjados. Es decir, estamos consiguiendo ver formas que están tapadas, aspectos ocultos de un cuerpo. Y precisamente esto es uno de los aspectos interesantes de esta cámara.

Realizar una foto de una fachada con una cámara térmica no es baladí, y hay algunas directrices claras a tener en cuenta: 

- las 12 del mediodía de un día de verano en un sitio soleado es el peor momento. En situaciones así hay mucho sol, y su calor y energía distorsiona los resultados de la foto.
- Si realizamos la foto de una pared, se requiere que entre la pared interior y exterior haya un gradiente de temperaturas de 15º como mínimo, ya que si no la calidad de la foto es muy pobre.
- en las fotos conviene que haya objetos de varias temperaturas. Si todos tienen aproximadamente la misma temperatura, la foto será bastante mala. 

Eso último se ve precisamente en la siguiente foto. Se trata de una pared interior de una vivienda. La pared está pintada, como todas las viviendas. Aún así, fijaos que la cámara es capaz de mostrarnos los ladrillos y que hemos encuadrado en la imagen el hombro de una persona para que haya un mayor contraste:


Este tipo de herramientas es habitual para poder detectar en un edificio dónde está el trozo de cable o circuito defectuoso, o fugas de agua que haya detrás de alguna pared.

Siguiendo con el razonamiento de estas imágenes, acudí al Monasterio de Guadalupe (Extremadura) para comprobar si lo mismo que ocurre con las viviendas modernas se puede obtener con el patrimonio. Es decir, intentar captar con la cámara térmica detalles constructivos que hayan quedado tapados bajo reformas y capas de pintura en la pared a lo largo de los años. Este tipo de estudios no se ha realizado con mucha frecuencia en patrimonio.

Sin embargo, mi gozo en un pozo, y las conclusiones del modesto estudio es que la cámara térmica no es la herramienta más adecuada para este tipo de tareas. Os dejo un par de ejemplos donde sí que se aprecian detalles, pero mucho menos que en la vivienda. La razón es que las paredes son demasiado gruesas.










Para terminar, la cámara no tiene un aspecto convencional:

 

0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best Web Hosting