-->

Reseña de Civilización, de Niall Ferguson

Intento mostrar en el blog de manera actualizada todos los libros que hay en mi mesilla de noche, algo que no siempre lo consigo o me acuerdo. Pero el que traigo en esta entrada creo que encaja muy bien en la temática del blog. Se trata de Civilización: Occidente y el resto, de Niall Ferguson.


Es un libro que ha merecido críticas de algunos medios de comunicación importantes, como The New York Times, El País o The Guardian

El libro intenta explicar las diversas características que han hecho que Occidente sea actualmente una potencia económica sobre otros territorios. Es algo que resulta un poco ilógico, ya que no representa una zona particularmente rica en recursos naturales, ni concentra la mayor parte de la demografía mundial. Sin embargo, el autor explica cómo a partir del siglo XVI, el predominio de Occidente sobre el resto del mundo fue imparable. Hasta entonces, la hegemonía mundial estaba mucho más decantada hacia China, quienes fueron unos grandes conquistadores y exploradores. 

Sin embargo, distintos golpes de mala suerte, malas decisiones políticas y acontecimientos políticos hicieron que Europa y Estados Unidos sobre todo se llevarán la tostada tras ese siglo. Algunas de esas grandes decisiones fueron la estrategia de reparto de las tierras conquistadas, la separación entre religión y estado, el desarrollo de la medicina, y unos pocos grandes factores para los que el autor dedica varios capítulos.

Personalmente, es un tema que me apasiona, ya que actualmente estoy muy interesado en la lectura del contexto histórico que provocó que las revoluciones industriales previas tuvieran éxito, o qué hizo que surgieran en unos países concretos. Lo que deja claro este tipo de libros es que caminamos sobre hombros de gigantes, y prácticamente ningún cambio es fortuito ni nace de una única idea. Sino que para llegar a cambios políticos, económicos o sociales hacen falta muchos pasos previos y crear un entorno social previo. Este libro ayuda a amueblar la cabeza en ese sentido y a familiarizarse con la Historia en mayúsculas, ya que lo que se narra aquí marcó totalmente a la humanidad.

Es un libro que a mí me apetece mucho subrayar, y probablemente releer. Se lo recomiendo a cualquiera interesado en todos estos temas.


El GDPR y los algoritmos

Seguramente estos días estéis recibiendo varias notificaciones de correo que simplemente dicen que la empresa X, de la cual sois clientes o usuarios, ha actualizado sus contrato de tratamiento de datos personales para adaptarse al GDPR. 

Estas siglas responen al General Data Protection Regulation, y es el nuevo código de regulación para el tratamiento de datos personales que ha lanzado la Unión Europea para las empresas. Su web es https://www.eugdpr.org/. Ha sido aplaudido desde distintos puntos de vista, y más, desde que estalló el escándalo entre Facebook y Cambridge Analytica. De hecho, muchos medios y analistas sugerían que Estados Unidos adoptase regulaciones exigentes de tratamiento de datos personales, como en Europa, para prevenir futuros casos como el que he citado.Sin lugar a dudas, tener una normativa exigente ayudante a la protección de los ciudadanos. Aquí tenéis una buena explicación de qué implica el GDPR.

Sin embargo, hoy me gustaría llamar la atención de un artículo de este código. Concretamente el 22, cuyo título dice Automated individual decision-making, including profiling. El texto completo del artículo lo tenéis aquí.

¿Qué implica esto? Realmente esto otorga el derecho de explicación a un usuario/cliente de un servicio basado en inteligencia artificial, a conocer en qué se basa el algoritmo para decidir sobre él. Es un portazo total a los algoritmos no ininteligibles. Cualquier persona tiene derecho a saber por qué un algoritmo le ha ofrecido un tipo de producto financiero, o le ha sugerido este otro servicio de allá, o lo ha catalogado como "no-apto" para acceder a algún tipo de sistema.

Los expertos hace tiempo que se aconsejan que no se usen en servicios públicos o productos comerciales ningún algoritmo que no sea totalmente transparente y que afecte a alguna actividad fundamental de la persona. Por ejemplo, la justicia, el diagnóstico médico, las finanzas, trabajo, etc. Pero este artículo ya lo prohíbe totalmente.

Es famoso el uso cada vez mayor que se hace en el Departamento de Justicia de Estados Unidos de la Inteligencia Artificial para cierto tipo de casos (COMPAS), cuyos algoritmos son secretos y pertenecientes a una startup.

El GDPR también podría afectar a esas grandes bases de datos sin las cuales estos algoritmos inteligentes se alimentan. En teoría, la normativa europea permite que la migración de datos de un servicio a otro sea muy fácil, con lo cual, se sobrentiende que también el usuario debería exigir que se sepa qué información personal está siendo almacenada.

La llegada del GDPR me parece una buena noticia. Además, los próximos años serán cuando se exploren las implicaciones sobre la vida de las personas y las regulaciones de este tipo de soluciones informáticas, y el correcto tratamiento de esta información jugará un gran papel en todo ello.




 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best Web Hosting