-->

Lo que se aprende con mi óptico

Son pocos los posts de Biología que hago (aquí uno, por ejemplo), pero éste me llamó poderosamente la atención: todo empezó en una visita rutinaria a mi óptico. Él es un hombre formado y muy inquieto en las novedades de la especialidad, la mejora de la atención y de técnicas que van saliendo en su campo... me cae muy bien, vamos. Me contó esta historia, sin enlaces de bibliografía, por supuesto!

Avastín es el nombre comercial para laboratorios Roche de la proteína bevacizumab y originalmente era un tratamiento para el cáncer de colon y cáncer de pulmón, tal y como se puede leer en su página web comercial. La propiedad de este anticuerpo es la inhibición del crecimiento de los vasos sanguíneos para tratar algunos tipos de cánceres, y algo llevó en su momento a alguien a probar este medicamento mediante inyecciones en el ojo como prevención del DMAE (degeneración macular asociada a la edad).

¡Y parece que funcionó! Tan bien funcionó, que según mi óptico, y aquí viene la reivindicación de su historia, se aprovechó para fabricar un medicamento específico para esta enfermedad, denominado Lucentis, y que según él no es más que una copia varias veces más cara que el original Avastín. Pero en ciencia no existen opiniones, sino hechos, y aquí sí que hay uno que prueba con éxito el Avastín en el ojo. Y éste va más alla, y demuestra que después de un tratamiento de un año los dos medicamentos, Lucentis y Avastin  tienen un efecto idéntico en lo que respecta al tratamiento de la degeneración macular ligada a la edad. Incluso existe un paper que defiende esta tesis en la página web de la Sociedad Española de Oftalmología. Como consecuencia, existen médicos que recetan el Avastín a los pacientes.




Por resumir todos estos enlaces, las diferencias entre tratamientos que se extraen son estas:

1- Lucentis es una modificación para "el uso intraocular" del Avastin, el cual se usa para el tratamiento del cáncer de colon y mama de forma sistémica.
2. El Avastin se propuso como tratamiento sistémico para la DMAE en 2005 e intravítreo en 2006.
3. Los ensayos clínicos que demostraron la eficacia del Lucentis en DMAE se publicaron en 2007.
2- Lucentis cuesta 40 veces más que Avastin (1.400 euros vs 40 euros aprox).
(fuente)

Todo indica que parece que a los laboratorios les han pillado con el carrito del helado en su afán de lucrarse. Pero no dejemos el post sin entender exactamente qué es lo que curan estos medicamentos (Degeneración macular asociada a la edad): ocurre cuando pasas de ver de una imagen a otra así.


En el centro de nuestro ojo están los fotorreceptores, compuesto por conos y bastones, que se encargan de procesar las imágenes y darles resolución, unos son muy útiles con luz, y otros en oscuridad. Se encuentran en la mácula y en el centro de ella más o menos hay una zona en la que no llega irrigación sanguínea.


Estas células envejecen, se deterioran y se pierden. Al igual que las neuronas, tienen muy poca capacidad de regeneración. Sin embargo, en ocasiones el tejido de alrededor no es capaz de absorber estas células muertas, y además afecta al funcionamiento de las células sanas. La siguiente imagen es una prueba de esa falta de absorción, y el comienzo de DMAE.


Los conos y bastones envían señales para captar óxigeno y recibir sangre, y lo hacen de una manera más desesperada de lo habitual ya que el sistema no va bien. Cómo consecuencia, los vasos sanguíneos responsables engordan y aumentan su presión, corriendo el riesgo de reventones y hemorragias. Lo que consigue Avastín y Lucentis, tal y como se documenta en este artículo, es reducir esa inflamación de las vías sanguíneas, que en caso de reventón, introducirían sustancias tóxicas para el ojo y ocasionarían graves daños.

En imágenes, algo así:
 ojo enfermo


Tras tratamiento


Está todo más ampliado aquí.


Esta entrada participa en la IX Edición del Carnaval de Biología, que este mes está alojado por el recomendable blog La Ciencia de la Vida.

3 comentarios :

Carlos Lobato dijo...

Me ha encantado la entrada! Precisamente hoy, he estado hablando con mi padre, que está teniendo problemillas con la vista, de la degeneración macular... y llego y me encuentro que participas con esta entrada en el Biocarnaval.
¡Muchas gracias! ;)

Jbros dijo...

Yo no fui por eso, es un problema de edad por lo general, pero el óptico ya aprovecha para explayarse! Yo sólo llevo gafas en ocasiones.

Jbros dijo...

Gracias por el comentario!

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best Web Hosting