-->

Robolobster, la robovolución

Es muy caro enviar cualquier cuerpo al espacio. Caro en el caso de robots y máquinas, y muy caro en el caso de seres humanos. Por eso, hay que elegir muy bien lo que se envía e invertir un largo tiempo de preparación y entrenamiento en el caso de humanos, o de diseño y desarrollo en el caso de objetos inanimados.

Si nos enseñan un robot marciano, estamos acostumbrados a algo parecido a la siguiente foto:




En concreto, la imagen superior corresponde al Opportunity. Existen los robots móviles capaces de desplazarse por la superficie, y otros ingenios, que se quedan donde aterrizan, como el Phoenix. (Tenéis un bonito vídeo de él aquí).


Tristemente, ningún robot es perfecto y el terreno marciano es todavía en gran parte desconocido. De ahí, que ocurran malas noticias como que el Opportunity se quedó atascado.

Desde hace muchos siglos, la rueda se ha concebido como el mejor elemento para desplazar masas. Sin embargo, se ha comprobado que es efectivo en terrenos planos, no así en suelos no uniformes. Para ello, hay que desarrollar nuevos métodos de desplazamiento, y es donde entra en juego la biotecnología: Frank Grasso es un científico americano que trabaja en el departamento de Biomimética y Cognición de Robots, y es uno de los responsables del Robolobster, el cual se muestra a continuación:


Se trata de un robot concebido a partir de una langosta (lobster en inglés). La idea de Grasso se basa en que el fondo del mar tiene una orografia y relieve parecidos a los de la superficie marciana, y los animales que se desplazan por el fondo tienen estructuras biológicas parecidas a la langosta.

El equipo de Frank Grasso monitorizó los movimientos en una piscina de una langosta viva, y su intención es replicar un robot que la imite lo más parecido. Las langostas no se quedan atascadas en una duna, como le ocurrió al Opportunity, y pueden desplazarse tanto por terrenos abruptos y rocosos como por terrenos planos. Este robot aún está muy lejos de ser un firme candidato de ser enviado al espacio, pero el hecho de romper el molde de la rueda tradicional es un atrevimiento y paso digno de mención. DARPA ya se ha interesado en ellos.

Otro robot parecido es el Scorpion, diseñado por el Instituto Fraünhofer alemán.


Tenéis gran parte de la información dicha aquí y mucha más, en este artículo.

0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best Web Hosting