-->

Desde el Puffin hasta el Gadgetocóptero

Puffin es la respuesta de la NASA al diseño de un avión personal y asequible de despegue vertical (VTOL, Vertical Take Off Landing). Fue presentado a comienzos de 2010 y la información se puede ver aquí.


La manera de volar de este invento se muestra en el vídeo de arriba. El avión tiene unas medidas de 3'7 m de longitud, 4'1 m de envergadura, y su diseño en fibra de carbono le haría pesar 135 kg. Aparte, cuenta con unas baterías recargables de fosfato de litio de 45 kg. El puffin sería capaz de volar a 241 kilómetros por hora y en máxima velocidad puede llegar a los 482 kilómetros por hora. Además, al funcionar puramente con electricidad no necesita tomar aire. De esta manera podría alcanzar los 9.144 metros de altura antes de tener que descender por deficiencias de la batería.



Se trata sólo de un  concepto, pero ya se está intentando llevar a la práctica, como muestran estas pruebas de vuelo del canal oficial de la NASA en Youtube, NASAPAV.



No es la única iniciativa de estas características (hablé de una parecida aquí). El futuro de la aviación tal y como la conocemos va a cambiar radicalmente en los próximos años. Los aviones personales pasarán a ser una realidad y las personas llegarán a tener una aeronave al igual que ahora tienen un coche. En mi opinión, llegaremos a verlo este siglo, aunque al comienzo las personas que puedan permitirse un avión personal serán como los que hoy pueden permitirse un Ferrari. Ya hablamos aquí de que se están probando formas que rompan que la geometría del fuselaje que hay ahora (para ello, sobre todo se cambiaría el sistema de propulsión) y había iniciativas para encontrar la mínima energía para realizar un vuelo (aquí).

La tecnología clave para todo esto es desarrollar aviones eléctricos, y sobre todo, conseguir una tecnología de despegue vertical que sea barata y muy fácil de usar, tal y como aparece en el vídeo. El que sea eléctrico le da fiabilidad respecto a un motor de combustión, ya que un eléctrico tiene hasta 10 o 20 partes móviles menos. Todo esto permitirá que la manejabilidad del avión sea una habilidad para la que no haga falta ser piloto. Incluso el habitáculo del piloto podría pasar a tener acabados más elegantes (como volantes de cuero, salpicaderos con estilo, iluminación), más allá de su función práctica. Se está abriendo un nuevo mercado. En mi opinión, este tipo de alternativas es mejor que volar con un jetpack, como estamos acostumbrados a ver en algunos sitios.

Además de la NASA, hay otras iniciativas que están intentando conseguir el vehículo volador unipersonal, y no todas se parecen al prototipo de la NASA.

Algunas son: 1, 2, 3, 4, y el Gadgetocóptero (éste me ha encantado)

¡Ojo, que en Internet circulan muchos fakes de este tipo de ideas!

Lei sobre esto aquí: NeoTeo, ScientificAmerican

0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best Web Hosting