-->

D.E.P Steve Jobs

Esta mañana me he despertado con la noticia del fallecimiento de Steve Jobs. No son los mejores comentarios que te pueden hacer para empezar bien el día.

Fuente: FayerFayer

En mi opinión, se ha perdido una gran persona y un gurú y líder tecnológico. No soy especial fan de Apple, pero mi interés por la tecnología es lo suficiente para interesarme e intentar estar al día de esta persona y su empresa. En vida tenía millones de admiradores, y no pocos críticos. Sin embargo, tomó las riendas de Apple cuando estaba en su peor momento, y lo ha dejado como la empresa más valiosa del planeta (ver aquí), y la penúltima vez que abandonó Apple (aquí), casi desaparece. No sólo lo hizo con Apple, sino también con Next y Pixar.

Creo que entre otros hechos, los móviles no serían como son ahora sin el iPhone. O el diseño de los portátiles no sería el mismo sin el MacBook. Todo esto empujó a muchas personas a interesarse por la tecnología y a apasionarse por ella. Y no fue sino Steve Jobs quien provocó el cambio. Apple se ha convertido en líder en muchos segmentos, y ha creado una escuela que durará todavía algunos años. No conozco otra compañía en la que las presentaciones se esperasen con tanto interés mediático y tecnológico, ni otra empresa que haya sembrado tantas dudas con la marcha de su líder. 

La imagen que transmite Apple ha sido impuesta por el protagonista de la entrada de hoy. Era visionario, arriesgado, carismático, inteligente y líder. Otra prueba de ello es el impacto que tuvo en la historia del cine el lanzamiento en  1995 de Toy Story como la primera película 100% de animación.

No hay que santificar a esta persona; también hizo cosas que en mi opinión no están bien (aquí). Nadie es perfecto, pero a mí me parece que no habrá otro en la historia como Steve Jobs, al igual que no habrá ninguno como Ayrton Senna, Napoleón Bonaparte o Nicola Tesla.

Las muestras de afecto de personalidades públicas como Obama, Google, Bill Gates están muchas creadas por el efecto compromiso. Es decir, parece que si Bill Gates se menciona sobre el acontecimiento, demuestra que es humano, y si Google no lo hace, no se atribute esa imagen. ¡O si lo hace el presidente de Estados Unidos, cómo no lo voy a hacer yo! Seguro que todavía Apple no es consciente del gran peso de Steve Jobs en la empresa. Ahora es momento de seguir adelante.

Por cierto, este fallecimiento ha eclipsado totalmente la pérdida de otro grande: Bert Jansch, grandísimo guitarrista escocés y gran influyente en el folk. No es justo tampoco que un acontecimiento reste tanto protagonismo a otro. Lo mismo ocurrió con Michael Jackson y Farrah Fawcett (25 de junio de 2009).

Descansen en paz, Steve Jobs, y Bert Jansch.

0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best Web Hosting