-->

Centro de las caras de Bélmez

Os dejo mi última aportación a Amazings, esta vez sobre la financiación del centro de interpretación de caras de Bélmez. El enlace es este. Gracias también por lo comentarios que hubieron.


En esta entrada vamos a tratar de explicar cómo y por qué se ha llegado a financiar el centro de interpretación de caras de Bélmez (Jaén). Como ya habréis leído en la Red hace un poco más de un  mes, este centro se financiará con dinero público de la Unión Europea, de la Diputación de Jaén y del propio municipio. El desglose, aparece en el siguiente tríptico de la diputación de Jaén.



Se anunció también en el boletín oficial de la provincia (se puede descargar aquí).



Por supuesto, también apareció anunciado en la página web del pueblo en cuestión:

No pretendo discutir sobre ello. Esto es una magufada y punto. ¿Pero cómo se financian estas iniciativas?
Este centro se ha financiado a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), el cual es el organismo con el que cuenta Europa para destinar ayudas públicas a las regiones. Obviamente, ese dinero también sale de nuestro bolsillo. La solicitud probablemente haya sido gestionada por la Diputación de Jaén para el ámbito de Sierra Mágina. Los proyectos gestionados para esta comarca están en esta página de la Diputación provincial. El hecho de que el proyecto esté en Jaén y no en otra parte de España no es nada arbitrario, ya que una de las claves del éxito de la financiación se basa en el Mapa de Ayudas Públicas (2007-2013) que tiene el FEDER para destinar proyectos. Esto establece qué prioridad tienen las autonomías españolas para recibir fondos europeos. La lista se puede ver en el siguiente gráfico.




Como se puede ver, hay autonomías no prioritarias, como Madrid, Cataluña, País Vasco… es decir, si un centro parecido se pidiera para una de estas zonas, seguramente se desestimaría. El objetivo del Mapa de las Ayudas sobre el que se basa FEDER es tener una nación equilibrada en cuanto a inversiones en investigación e índices de empleo, y da por hecho que Madrid, Cataluña, País Vasco… tienen suficiente industria y recursos propios para generar dinero y financiarse la creación de otros centros o infraestructuras.
Sin embargo, es en ese sentido donde radica la crítica más feroz a este proyecto, ya que además de financiar una magufada, no se crean muchos puestos de trabajo, más bien se invierte en el “mantenimiento” de las instalaciones que requiere este centro.
El mundo de las ayudas públicas existe la coletilla de “se va a financiar cualquier proyecto que pidan para (las comunidades prioritarias de ayudas)”.
La Unión Europea además del FEDER, cuenta con otros organismos para financiar proyectos concretos. Los más famosos son los del Programa Marco, la cual va por el 7º. En estos proyectos, varias empresas (pequeñas, grandes, medianas), universidades, centros o entes jurídicos de distinta naturaleza se unen para realizar un proyecto a varias bandas. La consecución de esta financiación es difícil, ya que la estadística dice que sólo 1 de cada 7 proyectos presentados al Programa Marco se aprueban. Eso indica que obtener fondos europeos es sinónimo de que tu proyecto es relevante y tiene una aportación a la industria o sociedad.
Sin embargo, en el caso de desarrollo de infraestructuras como en Bélmez, los criterios de puntuación son distintos y algunas autonomías están más ponderadas que otras. Lo que no cubrió los fondos FEDER fueron cubiertos por el Ayuntamiento de Bélmez de la Moraleda y por la Diputación de Jaén, pero lo difícil ya estaba hecho.


0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best Web Hosting