-->

Los metrónomos que se sincronizan

Hasta que no empecé a estudiar música en el colegio, ni me imaginaba existiera el metrónomo. Lo había escuchado más veces cómo en una serie de dibujos animados, que como el aparato en sí. El caso es que el metrónomo sirve para marcar los pulsos y el ritmo de una pieza,  y así poder distinguir al tocar un instrumento entre una corchea, semicorchea, nota blanca, etc. No os fiéis mucho de mis conocimientos musicales.


Pero hoy el vídeo que nos ocupa es este:




Se puede ver que son 5 metrónomos que marcan ritmos independientemente sobre una tabla. A continuación, esa tabla se posa sobre dos latas, y los metrónomos comienzan a sincronizarse. ¿Es magia? ¡No! De hecho, es un fenómeno ya un tanto antiguo, ya que Huygens lo descubríó en 1665. Él vio que dos péndulos colgados en una misma pared se sincronizaban de manera misteriosa.

Otro ejemplo donde igual se ve más claro:


El concepto clave es osciladores acoplados. En el blog nunca he pretendido desarrollar ecuaciones matemáticas que demuestren esto, se puede ver en estos dos enlaces (1 y 2). Sí que hay que saber que este fenómeno tiene relación con los modos de vibración de las objetos (por ejemplo, cuando tenemos un muelle y una masa). Por cierto, aquí os dejo un curioso poema sinfónico a los 100 metrónomos.

Este sincronismo no ocurre sólo con los metrónomos, sino que hay teorías de que muchos fenómenos de la naturaleza obedecen un orden. Por ejemplo, la luz de las luciérnagas, las cuales se iluminan cuando lo hacen las que están próximas. O los aplausos incluso. Martha McClintock descubrió que los ciclos menstruales se sincronizaban en mujeres que convivían (1971) y publicó sus resultados en la revista Nature.


Lo vi aquí: CienciaPopular, Fogonazos, Microsiervos

0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best Web Hosting