-->

La rueda de Falkirk

Uno de los que podría ser estandarte de Escocia es la Rueda de Falkirk. Recibe este nombre por la localidad que se encuentra cercana a esta estructura. La rueda sirve como ascensor para que los barcos pasen entre dos canales de agua: el canal Union y el Forth-Clyde. Lo que normalmente se hace con esclusas, los escoceses lo han hecho con un gran mecanismo. Se trata de subir un barco desde la altura A a la B (24 metros de altura), aunque el proceso también se puede hacer en el sentido inverso  (pinchando en la siguiente imagen se puede ver una animación).







Como parece lógico, este sistema es giratorio. La rueda, que tiene un diámetro total de 35 metros, consta de dos brazos opuestos que se extienden 15 metros a partir del eje y que tienen una forma que recuerda un hacha celta, de doble cabeza, situados a unos 25 metros uno del otro sobre un eje de 3,5 metros de diámetro. Dos canastas o cajones diametralmente opuestos que actúan a modo de esclusas para confinar la embarcación, con capacidad de 300 metros cúbicos cada uno, llenos de agua, se encuentran en el centro del hueco de los brazos, a modo de dos cunas, que giran como en una rueda de la fortuna. Tarda en dar una vuelta completa 4 minutos y su consumo de energía es muy pequeño.




Entre 1777 y 1822 se construyeron en Escocia los canales de Forth & Clyde y el Union para conectar por agua las dos principales ciudades del país: Glasgow y Edimburg. La rueda de Falkirk es de 2002, y fue un proyecto ganador de un concurso y su construcción costó 17,5 millones de libras. Se usa a modo recreativo, ya que los canales están unidos mediante otras esclusas en otros puntos.




0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best Web Hosting