-->

BrainDriver: un coche conducido con la mente

La Universidad de Berlín ha presentado este vehículo, todavía en fase experimental, que puede ser conducido con la mente. Para ello, el conductor se coloca unos sensores en la cabeza que detectan las señales nerviosas y se transforman en órdenes de giro, aceleración y freno para un vehículo. El vehículo también está preparado para la ocasión, e incorpora la tecnología drive-by-wire, que significa que remplaza los tradicionales sistemas de control mecánico por controles electrónicos. Estos impulsos electrónicos los producen los impulsos cerebrales.


Antes de conducir el vehículo, los voluntarios tuvieron que entrenarse moviendo virtualmente un objeto en un programa informático. Además, el gran problema que está sufriendo esta iniciativa es que para que el vehículo funcione correctamente, se exige una gran concentración a los conductores.

Cómo serán conducidos los coches en el futuro es un misterio, y el BrainDriver tan solo es una propuesta más. Otras propuestas conocidas son los vehículos que circulan sin ningún tipo de intervención del conductor, tan sólo indicándole el destino (Driverless Cars), o el EyeDriver, que como su nombre indica, era un coche conducido con la vista.

La recogida y análisis de las señales cerebrales es una línea de investigación de la que todavía quedan  muchas aplicaciones por descubrir. Actualmente ya existen aplicaciones para personas en silla de ruedas, donde estas personas mueven su silla con la mente. La gran diferencia respecto al coche es que el tiempo de reacción en la silla de ruedas puede ser mucho mayor, los movimientos no son tan bruscos y un fallo no tiene consecuencias tan trágicas. Otra aplicación por la que se está apostando es por sustituir el game-pad de las videoconsolas por señales cerebrales.

Por último, merece la pena mencionar el interés que está demostrando Volkswagen en este tipo de tecnologías. El BrainDriver es un Passat, y uno de los driverless cars más famosos del mundo, creado por la Universidad de Stanford, también emplea este fabricante. Google, que investiga su propio coche autónomo, emplea un Toyota Auris.

0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best Web Hosting